Controlar el dolor de la artritis
Tenemos la artritis reumatoide que es una enfermedad inflamatoria del sistema inmune que se centra en el revestimiento de la articulación. Causa dolor, rigidez e hinchazón. Las articulaciones de la muñeca, las manos, los pies y las rodillas son las más afectadas. Con el tiempo, también puede causar dolor y rigidez en los hombros, los codos, las caderas y el cuello. Generalmente, afecta a varias articulaciones a la vez y a ambos lados del cuerpo, al mismo tiempo.

Después está la osteoartritis. Esta se produce cuando el cartílago de las articulaciones se desgasta. Esto hace que, a menudo, se produzca el dolor y la rigidez de una articulación durante o después del uso. El dolor también puede producirse cuando está inactivo. A veces, las articulaciones duelen cuando el tiempo cambia. Poco a poco, las articulaciones pueden llegar a no tener flexibilidad. La osteoartritis suele afectar a las articulaciones que soportan peso, como las caderas, las rodillas y los pies.

Todas las personas tenemos un umbral y una tolerancia al dolor diferente. La experiencia de sufrir este tipo de dolores se ve afectada por factores físicos y emocionales. Estos, pueden incluir depresión, la ansiedad y la hipersensibilidad. Debes formar un buen equipo con tu médico para tratar y manejar muy bien tus dolores.

Médicos especializados como los reumatólogos, también pueden desempeñar un papel muy importante a la hora de proporcionarte ayuda. No hay tratamiento específico para este tipo de dolores, por lo tanto, tu médico debe elaborar un plan de manejo del dolor diseñado para disminuir el dolor y mejorar la función articular.