Cuando hacerse una mamografía
Una simple mamografía es una prueba médica que puede salvar muchas vidas. Esta importantísima prueba se utiliza para buscar diminutos bultos o pequeños engrosamientos en la mama que bien puede ser una temprana señal de un posible cáncer. La justificación médica para obligatoriamente realizar esta prueba es que la detección temprana del cáncer y el tratamiento inmediato pueden salvar o prolongar la vida de la mujer.

La mayoría de las mujeres mayores no se hacen una mamografía a no ser que, tras una revisión médica rutinaria, su médico sospeche algo. Por suerte, hoy en día, las mujeres piensan en la mamografía como una prueba que deben hacerse cada un tiempo determinado y que es imprescindible en sus vidas. Algunas razones por las que se debe pedir al médico la realización de una mamografía son:

-La mujer tiene antecedentes de cáncer en su familia. Un padre, una abuela, una hermana, etc. puede haber padecido esta terrible enfermedad y aunque se haya tratado pronto puede indicar que esa familia puede tener esa herencia generación tras generación.

Cuando hacerse una mamografía
-Localización de uno o más bultos en el pecho que no necesariamente tienen por qué doler. Si el médico lo considera oportuno estos bultos necesitaran que se les practique una biopsia e incluso, a veces, la eliminación para prevenir el cáncer.

-Si la persona ya ha sufrido otro tipo de cáncer deberá hacerse revisiones periódicas para tener bajo control la aparición del mismo cáncer u otro cáncer localizado en otra zona.

-Trabajar en áreas de medio ambiente cuestionable. Si se trabaja con productos químicos tóxicos como pesticidas u otro tipo de productos químicos que a largo plazo pueden ser una amenaza para la salud, hay que preguntar al médico sobre la conveniencia de realizar una mamografía.

-A partir de los 40 años es una prueba que toda mujer debería realizarse. Es aconsejable comenzar a realizarse mamografías anuales. El riesgo de cáncer de mama aumenta con la edad, junto con otros factores como la obesidad, la predisposición a la diabetes, el mínimo ejercicio, y otros indicadores.