Cuándo ir al médico por un resfriado
Los resfriados son infecciones virales de corta duración de las vías superiores. Por extraño que te parezca, muchos de los contagios que se producen se realizan a través de los dedos, además de por otros objetos como por ejemplo los pañuelos. Los síntomas más normales incluyen obstrucciones de nariz, estornudos, dolor de cabeza, dolor de garganta, tos y cansancio. Los resfriados no deben ser tratados con antibióticos.

Los niños se resfrían más a menudo que los adultos. Los resfriados son diferentes a la gripe. La gripe es un proceso bastante más grave y suele darse más durante el invierno. Los resfriados pueden darse hasta en verano, por ejemplo con los cambios de temperatura a los que nos vemos sometidos (aire acondicionado en las tiendas y calor agobiante al salir). Debes acudir al médico cuando:

– Padeces fiebre superando los 38 grados.
– Graves ataques de tos.
– La duración del resfriado supera los 10 días.
– Cuando toses llegas a esputar mucosidades de color verde, amarillo, marrón o de color óxido.
– Tienes dificultades respiratorias y te notas “pitos” en el pecho.
– Dolor en el pecho.
– Aumenta el dolor de cabeza.
– Después de varios días continua la congestión nasal.
– Comienzas con un pequeño dolor de oídos que poco a poco dura más de 24 horas. A veces el dolor es muy muy intenso. Si de repente sufres un dolor intenso que dura más de una hora lo mejor es que acudas a tu médico habitual.
– El dolor de garganta no cesa y dura ya más de 3 ó 4 días.