¿Cuándo tomar creatina?
La creatina es uno de los complementos más extendidos entre aquellas personas que entrenan duro en el gimnasio. A pesar de que muchos la toman sabiendo cuáles son sus propiedades, no lo hacen en el momento adecuado. La pregunta es… ¿cuándo hay que tomar creatina, antes o después del entrenamiento?

Son muchos los que opinan que tomar creatina antes de entrenar es lo ideal. Nos ayuda a tener más fuerza durante el entrenamiento y por tanto a que nuestra rutina diaria sea más fácil de llevar. Su consumo se mezcla con una molécula de fosfato que hace que se transforme en energía para nuestros músculos. Aunque esto nos hace pensar que es bueno tomarla antes, también tenemos que tener en cuenta el resto de efectos que genera en nuestro organismo.

La creatina se encarga de hidratar las células musculares y eso hace que se incremente la síntesis de las proteínas. Se retienen más iones en las células musculares y eso hace que el nitrogeno aumente, lo que hace que la síntesis de las proteínas sea todavía mejor.

Es por ello que siempre se ha dudado pensando que la creatina también puede servir tomada después del entrenamiento, pues los músculos tienen que recuperarse cuanto antes del esfuerzo hecho durante una sesión de gimnasio. Los efectos de la creatina no son instantáneos, por ello es más recomendable tomarla después de entrenar. Con ello conseguiremos reponernos del esfuerzo y tener los músculos listos para la próxima sesión de entrenamiento. También es aceptable tomar la dosis repartida, la mitad antes y la otra mitad después.