Curar las hemorroides
Debes saber que todas las personas tienen hemorroides, pero algunas desarrollan la enfermedad hemorroidal cuando se hacen más grandes. Sigue estos consejos para cuidar esas incómodas venitas que aparecen en el trasero y que molestan al defecar. Lo importante es mantener una buena higiene anal, no te rasques ni frotes porque puedes infectarlas y provocar hemorragia. Si te pican mucho, puedes darte unas palmaditas suaves para sentir alivio. Es importante mantener una buena dieta, rica en fibra para evitar el estreñimiento, esto mejorará tu digestión y evitará hacer grandes esfuerzos al ir al baño, pues el estreñimiento comprime las venas hemorroidales al forzar el paso de las heces.

Si tienes diarrea, lo mejor que puedes hacer es acudir cuanto antes a un médico porque es probable que se te infecten. el consumo de alimentos condimentados, picantes o grasos. Evita el tomar alcohol. Tampoco hagas grandes esfuerzos con el ano y sus alrededores para no lesionar las hemorroides. Si no excretas, cárgate de paciencia y comienza con una dieta solo de fibras. Utiliza papel higiénico suave o toallas húmedas desechables sin perfume ni alcohol. No olvides estas tratando una parte muy sensible del cuerpo, especialmente cuando tienes hemorroides inflamadas.

No reprimas el deseo de defecar a pesar de sentir dolor, luego será un alivio. Una buena recomendación es aplicar baños de asiento con agua tibia para aminorar la inflamación y molestias. También puedes probar con bolsitas con hielo y alguna pomada antihemorroidal, pero tampoco abuses de ella porque puede ser peor. No te auto mediques y recuerda que no son contagiosas.