Daltonismo, confundir los colores
El daltonismo consiste en un defecto genético que impide a quien lo padece distinguir los colores. Aunque cada persona daltónica confunde una serie de colores, lo normal cuando se padece este trastorno es confundir el verde y el rojo. A cambio, pueden ver más matices del violeta que aquellos que no padecen daltonismo y tienen mayor capacidad para distinguir los objetos camuflados. También dependiendo de la luz pueden ver los colores diferentes.

El daltonismo es, como hemos dicho, un defecto genético, ligado al cromosoma X, lo que hace que sea una dolencia ligada al sexo, ya que este cromosoma está presente dos veces en las mujeres (XX), mientras que una sola en los varones (XY). Por ello para que la mujer desarrolle daltonismo es necesario que presente los dos cromosomas con anomalías mientras que en el hombre basta con que presente uno.

Existen diferentes tipos de daltonismo:

– Acromático: Quien lo padece sólo ve en blanco y negro y no distingue los demás colores.

– Monocromático: La imposibilidad de distinguir los colores se debe a defectos o ausencia de conos (receptores situados en la retina encargados de procesar el color). Debido a ello, tanto la visión de la luz como la del color se reducen a una dimensión, por lo que el sujeto ve en un solo color. Si ve en los colores, el daltonismo es dicromático.

Para detectar el daltonismo se utilizan unas láminas de manchas de Stilling e Ishihara, que son unas láminas que contienen numerosos puntos de los distintos colores primarios dispuestos sobre fondos de colores similares. Estos puntos están agrupados de forma que una persona con visión normal puede distinguir en ellos números o formas conocidas. Por el contrario, quienes padecen daltonismo no podrán reconocer estas figuras o verán otras distintas según el grado y el tipo de daltonismo que padezcan.