Dermatitis por animar a España
Cuando juega nuestra selección, todos los españoles, que vamos con “la roja” nos dejamos llevar por el entusiasmo y nos tuneamos con los colores de nuestro equipo. Una práctica muy extendida es pintarnos la cara y brazos con pinturas roja y amarilla. Eso está muy bien, pero antes de hacerlo debemos tener en cuenta que a lo mejor somos alérgicos a las pinturas y nos puede provocar una dermatitis.

En primer lugar, si queremos pintarnos con colores, debemos asegurarnos de comprar las pinturas en un tienda fiable, no en cualquier sitio. Hay tiendas especializadas en maquillaje para teatro y muchas de estas pinturas que ofrecen son testadas dermatológicamente. A lo mejor son un poco más caras, pero de esta manera nos evitaremos una alergia.

Antes de aplicarnos las pinturas es recomendable hacer una prueba en la parte interior de la muñeca o el antebrazo y dejarla la pintura un rato. Si al quitarnosla tenemos la piel enrojecida o sentimos algún picor es mejor no extenderla por la cara porque es posible que seamos alérgicos a algún componente de la misma.

Normalmente las mujeres y los niños tienen la piel más sensible, pero hay hombres que también notan irritación cuando se afeitan o se echan aftershave. En casos de piel sensible no es recomendable utilizar pinturas. Si se tiene una piel normal, también se corre el riesgo de sufrir una dermatitis por contacto o alergia porque este tipo de pinturas en ocasiones se fabrican con componentes que no tienen los cosméticos como el cobalto, las sales cúpricas y de manganeso. Sea cual sea el caso, es recomendable darse bastante crema hidratante antes de pintarse y después limpiarse bien todos los restos de pintura.

Los síntomas de una reacción alérgica o por contacto son enrojecimiento, escozor, descamación cutánea e incluso ampollas en los casos más graves. Si padeces alguno de estos síntomas acude a tu farmacia, te darán una crema de cortisona y si el caso es más grave acude a tu médico. Animar a “la roja” está bien, pero que se nos queda la cara roja por una alergia, no.