Desayunos para deportistas
El desayuno es una de las comidas más importantes del día, puesto que al despertarte, tu organismo ha pasado varias horas sin ingerir comida y el cuerpo necesita alimento. El desayuno sirve para enfrentar el día con energía física y mental, algo que resulta clave si eres una persona deportista. Selecciona los desayunos que más te convengas para tu dieta:

1. Para un desayuno clásico, prepárate una infusión sola o con leche, un zumo de frutas, y dos o tres tostadas de pan integral, untadas con queso y mermelada.

2. Otra alternativa es comer una taza de ensalada de frutas, cinco nueces, cinco almendras y unas pasas de uva. Puedes acompañarlo con una infusión sola o con leche.

3. Un buen desayuno sería también beber una infusión sola (o con leche) y comer una barrita de cereal, una fruta y un yogur natural descremado.

4. Si lo prefieres, puedes empezar el día con un licuado de plátano con leche, tres tostadas con queso de untar y una infusión.

5. Elige desayunar un bol de avena (cereales) con leche y miel, y una pieza de fruta del tiempo. Te recomendamos: naranja, pomelo, manzana, banana, pera, damasco o kiwi.

6. Otro buen comienzo de mañana puedes tenerlo con un licuado de fruta con agua y un sándwich de pan árabe con una feta de queso y otra de jamón.

7. Si lo deseas, también puedes desayunar leche con cacao, una fruta y dos tostadas de pan integral con queso y mermelada.

8. Por último, si quieres variar, desayuna una infusión con leche, una ensalada de frutas y seis galletitas con queso ligero y miel.