Dieta para combatir la depresión
Los trastornos depresivos se suelen tratar con fármacos y terapias. Sin embargo, para potenciar el tratamiento y prevención de la depresión, podemos tomar ciertos alimentos muy recomendables. Por ejemplo, las frutas cítricas, especialmente los kiwis, con elevado contenido en vitamina C, tienen la propiedad de evitar la sensación de fatiga y el sentimiento de tristeza, por lo que ayuda a combatir la depresión. También, la leche, el yogur, los quesos y el calamar contienen calcio, un ingrediente imprescindible para el equilibrio anímico.

Las verduras frescas de color verde, las legumbres como lentejas, guisantes, habas, judías y los frutos secos poseen altos contenidos de hierro, esencial para eliminar los síntomas de depresión. También la carne roja es una buena fuente de hierro, ayuda a combatir el cansancio y la apatía.

El pescado, los plátanos, los dátiles, las almendras y las semillas (de sésamo y calabaza) contienen triptófano y fenilamina, que son aminoácidos esenciales para que el cerebro produzca serotonina y dopamina, estimulantes mentales para sentirte bien. Además, el chocolate también eleva los niveles de feniletilamina, creando euforia y excitación.

La avena, el germen de trigo, los cereales enteros, el marisco, los higos secos y las nueces son ricos en magnesio, que es esencial en la lucha contra la depresión. También los alimentos picantes como el chile o el curry, provocan la liberación de endorfinas, calmantes naturales del dolor que producen una elevación temporal en el estado de anímico.