Dietas no recomendadas por la OCU
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado la gran cantidad de productos, dietas milagrosas y planes de adelgazamiento a la que se ven sometidos los consumidores con la llegada del buen tiempo, por lo que recomienda desconfiar de cualquier dieta que prohíba algún grupo de alimentos básicos o establezca una lista de alimentos “buenos y malos”.

Esta organización que vela por nuestra salud desaconseja seguir dietas que promuevan el ayuno o sean excesivamente hipocalóricas (de menos de 1.200 kilocalorías diarias), puesto que hacen el efecto contrario, cuando nos sometemos a dietas con muy bajas calorías, el metabolismo basal del organismo disminuye y se adelgaza menos. Además, con estos regímenes alimenticios, el efecto rebote supone ganar todavía más kilos.

Respecto a las promesas que hacen algunas dietas de pérdidas de peso rápidas, la OCU recuerda que para no perder el equilibrio saludable de nuestro cuerpo, no conviene adelgazar más de un kilo por semana, ya que lo que se pierde enseguida, se recupera fácilmente. En la base de datos de la OCU están descritas y valoradas dietas tan conocidas como la disociada de Montignac o la de la alcachofa.

Mientras que los productos que se venden para adelgazar, es importante saber que la mayoría no ha demostrado su eficacia de manera científica para perder peso. En cualquier caso, lo más importante para adelgazar es estar motivado y aconseja acudir a un profesional para recibir orientación e información. Luego, se debe hacer cinco comidas al día para repartir mejor la ingesta calórica (eso no quiere decir comer más cantidad); introducir cambios en el estilo de vida para aumentar el gasto energético, como por ejemplo prácticar deporte; y tener en cuenta que los medicamentos para adelgazar sólo se pueden tomar cuando estén prescritos.

Consultas OCU | Dietas > Adelgazantes