Dolor de piernas
El dolor crónico de piernas suele ser considerado simplemente como parte del proceso de envejecimiento. Los expertos aseguran que este dolor, con frecuencia, es caudado por el mismo tipo de endurecimiento de las arterias que se asocia a enfermedades del corazón y, por lo tanto, este dolor debe ser tratado tan en serio como esos dolores de pecho que cuando nos dan pensamos que es un ataque al corazón.

El dolor de piernas es, a menudo, el resultado de una condición médica llamada enfermedad vascular periférica. Esta, es una enfermedad común pero potencialmente mortal que es causada por el bloqueo del flujo sanguíneo a las arterias. Este trastorno, se caracteriza por el dolor o la hinchazón en las piernas, que puede llegar a producir problemas a la hora de caminar, entumecimiento y decoloración de la piel. Suele afectar a personas mayores de 50 años.

Según los expertos estos síntomas se producen cuando los músculos de las piernas no reciben el suficiente oxígeno. El oxígeno es transportado por la sangre, así que si los vasos sanguíneos sufren algún tipo de estrechamiento, no se recibe el suficiente flujo sanguíneo en las piernas, por lo que el dolor comienza a producirse. Existen factores que pueden agravar esta enfermedad: colesterol, tabaquismo, presión arterial alta, factores hereditarios y, sin duda, la falta de ejercicio.

Los médicos dicen que los cambios en el estilo de vida pueden reducir la mayoría de los factores de riesgo. Este es un tipo de enfermedad que realmente se puede mejorar con ejercicios ligeros y sin hacer daño a los músculos. Las enfermedades del corazón, pueden producir demasiados daños si se realiza demasiado ejercicio.