Dormir poco no adelgaza
En la época estival todos queremos lucir un bonito cuerpo en playa y piscinas, es por ello que nos esforzamos por perder peso. Aunque bien es cierto que a veces cometemos errores en una alimentación “sana” que nos impiden perder peso. En ocasiones es necesario contar con la ayuda de profesionales como dietistas que nos pueden ayudar en alcanzar nuestro objetivo, pero se pueden aplicar una serie de reglas básicas, como dormir bien.

Uno de los problemas más importantes es la falta de sueño; si eres una persona deportista y con unos buenos hábitos de alimentación, pero cuentas con poco tiempo para dormir,como mucho descansas. Es probable que la falta de sueño sea responsable de los cúmulos de grasa que no consigues eliminar.

Existen numerosos estudios que demuestran que dormir poco aumenta la ansiedad a la hora de ingerir alimentos, bien sea a la hora de la comida, cena o desayuno, lo que conlleva a que comamos más alimentos ricos en grasas y modifiquemos nuestra dieta previamente programada. Por otro lado la falta de descanso disminuye potencialmente el rendimiento cuando se va a realizar ejercicio y por lo tanto se es menos eficiente para quemar grasas durante el ejercicio.

Para adelgazar es necesario un descanso completo de al menos 8 horas, y más cuanto más duradero sea el ejercicio que realicemos. Es una cuestión de transformar nuestros hábitos yéndonos antes de las 12 horas a la cama o incorporando una hora de siesta a nuestra rutina habitual, después de comer para recuperar el sueño perdido. Así que ya sabes, has de dormir lo necesario y bien, para lucir un cuerpo ideal este verano.