Drogas en el gimnasio
Todo hemos oído hablar sobre determinadas sustancias que aceleran los resultados deportivos en el cuerpo. Los esteroides anabolizantes suelen ser adoptados por algunos deportistas como ‘pila’. Algunos de los productos sobre los que te vamos a hablar hoy son completamente legales y se venden en tiendas especializadas, pero otros están considerados como potencialmente peligrosos y su situación jurídica se encuentra bajo examen en varios países.

– Androstendiona
Esta es una sustancia química que se produce naturalmente en el cuerpo humano. Se convierte en testosterona y estrógenos, y puede tener los mismos riesgos para la salud como los esteroides: daños en el corazón, hígado y los riñones, cambios masculinos en la mujer, cambios de humor, y problemas de erección o crecimiento de las mamas en los hombres.

– Precursores de nandrolona
Estas son sustancias químicas que se convierten en nandrolona cuando se combina la comida y el ejercicio. Se han producido varios casos en los que los atletas dan positivo en nandrolona y han sido expulsados de las competiciones.

– Clorhidrato de nalbufina
Este medicamento es un analgésico (calmante), que algunas personas se inyectan antes de su sesión de ejercicios. Les impide sentir el dolor de un exceso de ejercicio, lo que hace que se puedan producir lesiones muy graves. Esta sustancia es altamente adictiva.

– El clorhidrato de clenbuterol
El clenbuterol es un medicamento prescrito por los médicos para tratar el asma. Algunas personas piensan que se puede quemar grasa y frenar el proceso en el que el cuerpo descompone las proteínas.

– Diuréticos
Estos fármacos estimulan el flujo de la orina y eliminan líquidos del cuerpo. Se suelen utilizar para eliminar los restos de otras sustancias pero el problema es que también eliminan iones como el potasio.