Dudas sobre enfermedades de transmisión sexual
Los peligros de practicar sexo sin protección son muchos y muy variados, no solamente por el riesgo de tener un embarazo no deseado sino también por cuestiones mucho más graves relacionadas con la salud: las enfermedades de transmisión sexual.

VIH/Sida, sífilis, clamidias o gonorrea son algunas de las ETS más sonadas y presentes en el mundo y, sin embargo, la mayoría de la población sufre una desinformación capaz de poner en jaque la salud de cualquiera. Precisamente por eso, en Salud Pasión nos gustaría resolver algunas de las dudas más habituales, así que atiende y no olvides un solo detalle de lo que te contamos.

Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades de transmisión sexual son una causa global de enfermedad grave, infertilidad, discapacidad a largo plazo y hasta muerte con secuelas médicas y psicológicas que pueden afectar a hombres, mujeres y niños.

El origen de estas enfermedades es el contacto sexual, por lo que puede contagiarse de una persona a otra mediante fluidos como la sangre, el semen, los fluidos vaginales o corporales o, en caso de otro tipo de contagios como el de madre-hijo durante el parto. Tocar agujas de personas contagiadas o compartirlas también es un claro factor de contagio.

Además, estas enfermedades pueden estar causadas por bacterias (gonorrea, sífilis, clamidias, chancroide), parásitos (tricomoniasis) o virus (el papiloma humano, herpes genital, VIH).

Todas las infecciones virales no pueden ser curadas, pero generalmente pueden tratarse del mismo modo que lo hacen las de tipo bacteriano (que sí que se curan). Los tratamientos más habituales para los casos menos graves son los antibióticos, pero para los casos graves difíciles de curar las drogas antivirales serán las únicas que consigan mantenerlo a raya.

Como prevenir es mejor que curar, lo mejor es que tengas siempre en cuenta que algunas vacunas, el uso correcto de los preservativos, los análisis regulares (con nuevas parejas, cada cierto tiempo, etc.) y evitar el contacto sexual con desconocidos puede protegerte de estos riesgos.