Edulcorantes con bajas calorías
Los edulcorantes son productos para endulzar los alimentos, pero tienen una ventaja respecto al azúcar, no aportan calorías ni elevan los niveles de glucosa en sangre. No tienen carbohidratos ni grasas. Además, pueden ser utilizados por personas que sufren de diabetes. Los más recomendados son los llamados edulcorantes de bajas calorías.

Sacarina
La sacarina puede utilizarse para que los alimentos calientes o fríos puedan ser más dulces, es el edulcorante artificial más utilizado y se emplea mucho como aditivo alimentario, también lo encontramos en bebidas refrescantes y productos bajos en calorías.

Aspartamo
El aspartamo es un polvo blanco e inodoro potencialmente edulcorante de bajas calorías. Tiene un sabor 200 veces más dulce que el azúcar. Se comercializa bajo varias marcas, como Natreen, Canderel o Nutrasweet. Se recomienda conservar seco o congelado para que no se descomponga o pierda su poder edulcorante.

Acesulfamo de potasio
Otro edulcorante también conocido como acesulfamo-K puede utilizarse para cocinar, tampoco aporta calorías a la dieta cuando es ingerido. Se trata de una sal sintética orgánica, casi 100 veces más dulce que la sacarosa. Se excreta sin cambios a través del sistema digestivo humano.

Sucralosa
La sucralosa es el edulcorante de bajas calorías más reciente. No le afecta las altas temperaturas y mantiene el dulzor en bebidas calientes, productos al horno y alimentos procesados. La sucralosa es un edulcorante de alta calidad sin calorías que se elabora a partir del azúcar, por eso tiente prácticamente el mismo sabor que el azúcar, pero bastante más duce.