Ejercicios aeróbicos
¿Qué es el ejercicio aeróbico? El término aeróbico significa “con oxígeno”. Durante una sesión de ejercicios aeróbicos, el sistema cardiovascular (que incluye el corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos), responde a la actividad física mediante el aumento del oxígeno que en los músculos.

La actividad aeróbica implica una rutina de ejercicios que utiliza grandes grupos musculares. Se debe mantener durante un período largo de tiempo y es de naturaleza rítmica. El ejercicio aeróbico regular mejorará tu condición física y tu corazón se volverá más fuerte por lo que podrá funcionar mejor. El resultado es que el corazón puede bombear más sangre (lo que aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos) con cada latido.

Cuanto mayor sea tu capacidad aeróbica, mayor será el tiempo durante el que podrás realizar los ejercicios. Al final de cada sesión te recuperarás mejor. Se pueden realizar muchas actividades durante una sesión de ejercicios aeróbicos. Se puede hacer bicicleta, correr, nadar, esquí de fondo, jugar al baloncesto, saltar la cuerda, patinar, caminar rápidamente y bailar. Además de estas actividades, puedes realizar una gran sesión de ejercicios aeróbicos a través de las máquinas de entrenamiento que encontrarás en los gimnasios.

La mayoría de estas máquinas, también se pueden utilizar en casa. ¿Quién puede realizar los ejercicios aeróbicos? Prácticamente todo el mundo puede (y debe) hacer algún tipo de ejercicio. Debido a que cada tipo de ejercicio aeróbico puede ser modificado en diversos niveles de intensidad, las personas con diferentes objetivos de entrenamiento, diferentes condiciones físicas e historiales médicos, pueden amoldarse estos ejercicios a sus necesidades.