Ejercicios básicos de Pilates para tu espalda
1. Túmbate sobre tu espalda. Mantén las piernas estiradas y elévalas ligeramente del suelo. A continuación, levanta la cabeza y los hombros del suelo con los brazos extendidos con las palmas de las manos hacia abajo. Comience a “bombear” con los brazos arriba y abajo, manteniendo la posición con el cuerpo. Inhala y exhala cada 5 bombeos.

2. Rotación de la cadera. Siéntate e inclínate hacia atrás, con los brazos detrás del torso y las manos apoyadas en el suelo. Levanta las piernas del suelo. Inhala profundamente y luego exhala mientras balanceas las piernas suavemente hacia la derecha y al centro. Este es un movimiento de rotación que debes hacer diez veces. Inhala y repite, mientras balanceas las piernas con suavidad hacia la izquierda de la misma manera. Debes mantener tus piernas fuera de suelo. Dobla las rodillas si mantener las piernas rectas te resulta demasiado difícil.

3. Natación. Acuéstate boca abajo. Tira de la parte baja del estómago y mantén esta posición. Inhala. Levanta el brazo derecho y la pierna izquierda, al mismo tiempo, tan alto como te sea posible, mientras exhala. Repite el movimiento con el brazo izquierdo y la pierna derecha. Debes hacer el ejercicio 10 veces con cada lado.

4. Tijera. Acuéstate con la espalda en el suelo. Lentamente, dobla las rodillas hacia el pecho mientras levanta los hombros del suelo, hacia la barbilla y hacia el cuello. Eleva las piernas hasta que los dedos del pie “miren” hacia el techo. Sujeta el tobillo derecho y dobla la pierna hacia el pecho. Repetir con el tobillo izquierdo. Esto debe hacerse de manera fluida. Las piernas se mueven como unas tijeras.