Ejercicios de bajo impacto
¿Evitas hacer ejercicio porque tienes dolores en la rodillas? ¿Tienes artritis, exceso de peso o simplemente te sientes mayor? Es posible que puedas hacer ejercicio si no realizan movimientos de alto impacto. Lo primero que debes hacer es consultar con tu médico. El ejercicio ligero puede incluso ayudar a reducir el dolor de tu problema y producir una clara mejoría de tu estado físico.

Hoy te comentamos algunas manera de hacer ejercicio del denominado de bajo impacto que te ayudarán a moverte más y mejor. Recuerda que debes empezar lentamente y asegurándote de que no vas a realizar un esfuerzo excesivo. Si tienes artritis, el objetivo es hacer 30 minutos de actividad física todos los días. Al principio, no pasa nada si solo puedes aguantar 10 minutos. Muchos centros de fitness ofrecen soluciones para aquellos que quieren evitar ejercicios con pesas.

– Hacer ejercicios aeróbicos acuáticos
Muchos gimnasios tienen piscinas en el interior. Si te gusta estar en el agua, pero no tienes la resistencia suficiente como para nadar, puedes apuntarte a clase de ejercicios aeróbicos en el agua. Trabaja a tu propio ritmo. Si prefieres trabajar por tu cuenta, trata de caminar a través de la parte menos profunda de la piscina levantando las piernas en zonas más profundas.

– Clases de yoga o tai chi
Ambos tipos de ejercicio pueden ser fácil para las rodillas y otras articulaciones. El tai chi ayuda a la flexibilidad y la amplitud de movimiento. El yoga básico se centra en posturas con las que estirar el cuerpo sin forzarlo.

– Elíptica o bicicleta
Primero asegúrate de hablar con tu médico. Estos dos apartaos te proporcionarán una buena sesión de cardio sin poner excesiva tensión en tu rodillas si haces los ejercicios bien y sin brusquedad.