El chitosan para perder peso
Cada vez son más las personas obesas o con sobrepeso que deciden probar suerte con complementos dietéticos con fines adelgazantes. La venta de este tipo de productos ha aumentado en los últimos años, especialmente durante la temporada previa al verano. Lo cierto es que en farmacias y tiendas de herbodietética podemos encontrar productos muy saludables que nos pueden ayudar a perder esos kilos que nos sobran, siempre que se combine con una dieta equilibrada y un poco de ejercicio físico. Sin embargo, por Internet también podemos encontrar anuncios con atractivos mensajes en los que el chitosan es uno de los compuestos más utilizados en este tipo de complementos dietéticos. Este compuesto se promociona como un remedio para reducir la absorción de grasas. Pero los científicos después de realizar varias pruebas no han dado muestras claras de su eficacia para tal efecto.

Numerosas leyendas acompañan a los envases que contienen cápsulas o comprimidos de chitosan, la mayoría se pueden adquirir con gran facilidad por Internet, son contundentes y convincentes. Los mensajes que leemos son: “elimina la grasa del cuerpo antes de que pueda ser absorbida” y “tiene la capacidad única de unirse a las grasas en el estómago antes de que hayan sido metabolizadas, lo que impide su absorción en el tracto digestivo. En lugar de ser absorbida, la grasa se elimina del cuerpo”.

Ante estas promesas tan alentadoras, son muchos los que ingieren chitosan sin saber exactamente cuál es su compuesto. El quitosano es un polisacárido que se produce a partir de la quitina, una sustancia que forma el exoesqueleto (la concha) de los crustáceos (gambas, langostinos, cangrejos). Algunos estudios realizados en laboratorio han mostrado que el chitosan se une a la grasa de la dieta y a los ácidos biliares. Debido a este mecanismo de acción, se especula que puede ser útil para controlar el peso, ya que la grasa es expulsada del cuerpo.

No obstante, su supuesta capacidad para reducir la absorción de grasas, tomado antes de las comidas principales, no ha quedado demostrada. Además, es importante saber que el consumo de productos con chitosan no está exento de efectos secundarios, pues produce problemas gastrointestinales como estreñimiento y flatulencia, así como náuseas y ardor de estómago. Al mismo tiempo que las personas alérgicas al pescado y al marisco no pueden tomarlo.