El difícil alivio de la psoriasis
Una de cada 40 personas sufre psoriasis. La gente intenta buscar cualquier tipo de “cura” para deshacerse de las lesiones rojas y escamosas que pueden agrietar la piel e incluso hacer que sangre. La luz solar puede ser una de las mejores curas, aunque poco a poco van saliendo al mercado diferentes tratamientos para recuperar la piel.

Este problema suele afectar principalmente a adultos y jóvenes. No se suele curar y puede aparecer cuando menos te lo esperas. Sufrir psoriasis no es nada fácil. Tu sistema inmune produce células en tu piel que pasan de las capas más profundas a las capas superiores en tan solo 3-4 días en lugar de 28. Este proceso acelerado hace que se amontonen células de la piel, que van adquiriendo una tonalidad roja, escamosa. Pueden aparecer por las rodillas, los codos, el tronco y el cuero cabelludo.

En cierto modo, tu sistema inmunológico está librando una guerra en ciertas partes de tu cuerpo. Nadie sabe con certeza qué provoca esto. Diferentes estudios han demostrado que la mitad de los pacientes con psoriasis no están satisfechos con el tratamiento que reciben. No es de extrañar que las personas que sufren esta enfermedad de la piel busquen medidas desesperadas para alcanzar algún tipo de alivio.

Viajar a Oriente Medio para darse un baño en el Mar Muerto y cubrirse el cuerpo con ungüentos de alquitrán de hulla no parece demasiado complicado si se les asegura algún tipo de alivio. El alquitrán de hulla, así como las pomadas de cortisona y antralina, son una nueva forma sintética de proporcionar alivio. Lo mejor es que acudas a un especialista que te aconseje lo mejor.