El exceso de antioxidantes
Si, hace 15 años, oír la palabra antioxidante, probablemente, te recordaba a algún estudiante de química, en la actualidad seguro que estás familiarizado 100% con el tema. Cada vez que lees una revista, enciendes la TV o vas de compras al supermercado seguro que ves algo que te recuerda que los antioxidantes son unas sustancias químicas aparentemente milagrosas que te evitarán enfermedades graves y te ayudarán a vivir más tiempo.

Como resultado de esta sobre-información muchas personas deciden comprar ciertas frutas y verduras que sean capaces de neutralizar los peligrosos radicales libres de sus cuerpos. Esto está produciendo un cambio en las dietas que no siempre tiene porque ser bueno. Con motivo de estos cambios, se han realizado diferentes estudios que han obtenido como conclusión que las altas dosis de antioxidantes pueden producir daños significativos a nuestros cuerpos.

Uno de los directores de uno de estos estudios, el Dr. Eduardo Marbán, ha explicado que tomar grandes cantidades de suplementos antioxidantes, pueden aumentar las probabilidades de padecer un cáncer. ¿Tiene dudas? Infórmate bien sobre los radicales libres y los antioxidantes. El punto de partida es que nuestros cuerpos generan una especie de moléculas llamadas radicales libres.

Estas moléculas reactivas contienen átomos de oxígeno con electrones no apareados. Como los electrones tienen una tendencia muy fuerte a existir en pareja más que un estado no “apareado”, los radicales libres de manera indiscriminada “buscan” capturar electrones de las moléculas cercanas. Estos, luego se convierten en radicales libres secundarios. La creación de una reacción en cadena es la que daña nuestros tejidos. Antes de cambiar tus hábitos alimenticios o tu estilo de vida, es mejor que consultes con tu médico.