El movimiento “slow food”
¿Te encantan las comidas congeladas que preparas en unos poco minutos?¿Te encuentras habitualmente comiendo patatas fritas y hamburguesas pro falta de tiempo? ¿El microondas es tu aparato de la cocina favorito? La tendencia hacia la comida rápida está haciendo que nuestro estilo de vida sea cada vez más insano. Aunque nuestras vidas se caractericen por ser rápidas, hay una nueva tendencia alimentaria más sana denominada: “slow food”.

El interés por productos agrícolas cultivados localmente y orgánicamente, va en aumento. Para satisfacer la demanda, estos mercados se van abriendo paso ante las conocidas comidas rápidas. Las librerías están llenas de libros de cocina dedicada a los ingredientes frescos de temporada.

Incluso, hay un creciente movimiento slow food, que tiene como objetivo vincular el placer de los alimentos con un compromiso con la comunidad y el medio ambiente. Algunas de las ideas clave son:

• Los alimentos deben tener buen sabor y la alimentación debe ser una actividad placentera. Esto se debe disfrutar a menudo con los amigos y familiares.
• Los alimentos ricos en sodio, azúcar e ingredientes artificiales deben ser limitado.
• La elección de alimentos debe centrarse en lugares locales y de temporada siempre que sea posible para ayudar a apoyar a los agricultores y a las comunidades locales.
• Los alimentos tradicionales y las recetas deben ser preservados.

La filosofía slow food suena tentadora, pero si no estás dispuesto a renunciar a tus comidas congeladas, no te desanimes. No es necesario eliminar todo de manera radical, ya que puedes ir realizando estos cambios poco a poco. Puedes comenzar imponiéndote un par de cenas a la semana con este tipo de alimentos. Poco a poco te unirás a este movimiento tan sano.