El Tai Chi y su relación con los diabéticos
El Tai Chi, es una actividad física que se compone de ejercicios de bajo o moderado nivel. Según unos estudios realizados recientemente, el Tai Chi puede ayudar a bajar la glucosa en sangre mediante la eliminación de azúcar en la misma (y en los músculos), donde se utiliza como “combustible”. Otros beneficios son:

– Puede mejorar la flexibilidad y el equilibrio, además de elevar los niveles de energía. Esto es muy importante para las personas con diabetes.

– Es un ejercicio de bajo impacto. Esto hace que se pueda practicar de manera que no se produzcan dolores o excesiva presión en piernas y pies.

– Produce una importante relajación mental y se ha demostrado que ayuda a reducir el estrés.

– Los diabéticos tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Algunos estudios clínicos han demostrado que el tai chi produce beneficios cuantificables en la reducción de la presión arterial y la mejora de la salud general del corazón.

– Los problemas de sueño son comunes entre las personas con diabetes. Se ha demostrado que esta actividad física ayuda a la gente a descansar mejor por la noche.

– Aunque puede ser beneficioso a cualquier edad, los diabéticos de edad avanzada pueden ser más receptivos a los beneficios. Los movimientos suaves se pueden practicar sin poner excesiva tensión en el resto del cuerpo.

– Los expertos aconsejan entrenamientos de fuerza para los diabéticos, junto con ejercicios cardiovasculares. Los ensayos clínicos sugieren que el Tai Chi mejora la masa muscular, el tono, la resistencia y la fuerza.