Elegir el deporte adecuado
Hacer deporte es importante para nuestra salud, ya que nos mantiene en forma, evita el sobrepeso y fortalece nuestro sistema cardiovascular. Por otro lado, la práctica del deporte también nos aporta beneficios desde el punto de vista psicológico, ya que nos ayuda a eliminar el estrés y nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos.

Sin embargo, aun sabiendo esto, muchos de nosotros nos apuntamos a gimnasios que abandonamos a los pocos días o nos compramos aparatos de fitness que terminan llenos de polvo en algún rincón apartado de la casa. Para evitar esto tenemos que tener en cuenta que no basta sólo con querer hacer deporte, sino elegir cuál es el deporte realmente adecuado para nosotros.

Lo primero que debemos tener en cuenta es nuestra edad y nuestro estado físico. De ellos dependerán en gran medida al deporte que podemos comenzar a practicar. Entre los más populares están caminar, nadar o montar en bicicleta, deportes que podemos practicar a cualquier edad e independiente de cuánto tiempo haya pasado desde que practicamos deporte por última vez.

Es importante tener en cuenta que el deporte que elijamos debe resultarnos divertido o, de lo contrario, el abandono está asegurado. Hacer deporte es una actividad gratificante de la que debemos disfrutar. No hay nada malo en probar varios deportes y decidir cuál es el que te resulta más divertido.

Nuestro carácter influye mucho también en la elección del deporte. Lo primero es pensar si te gusta practicar deportes de equipo, como el baloncesto o el voleibol, o disciplinas más solitarias como el tenis. También dependerá la elección de si eres una persona tranquila, en cuyo caso puedes decantarte por prácticas como el Pilates o el yoga o eres nervioso y necesitas movimiento. En ese caso, lo mejor para ti serán actividades variadas como el aerobic, la danza o los deportes al aire libre.