Eliminar los ácaros del polvo de la casa
Según los expertos, los ácaros del polvo son muy difíciles de controlar. Están en la piel muerta, en los muebles, en la cama… los ácaros son una de las principales razones por las que las personas tiene reacciones alérgicas graves. Estos ácaros son insectos diminutos que viven por todas partes. Miden alrededor de 0,2 y 0,5 milímetros. Para que te hagas una idea, son más pequeños que el punto y final de una frase.

Los ácaros del polvo se alimentan de la caspa de los animales y los humanos (polvo). Les encantan los lugares cálidos y húmedos llenos de polvo: almohadas, colchones, alfombras y los muebles son magníficos lugares para que ellos vivan. Entonces, ¿cómo conseguimos eliminar los ácaros del polvo de nuestras casas? Para empezar, es mejor tener suelos de madera que con alfombras. Las alfombras recogen un montón de residuos y son difíciles de limpiar.

Se pueden utilizar fundas especiales para almohadas y colchones y no te olvides de usar filtros alergénicos en los sistemas de aire acondicionado. Se puede reducir en gran medida el problema de los ácaros en una casa pero es muy difícil eliminarlos por completo. Según familydoctor.org, se deben lavar las almohadas, sábanas y mantas semanalmente en agua muy caliente.

En cuanto a suelos, familydoctor.org recomienda que si se tiene alfombras estas sean concienzudamente limpiadas incluso con soluciones que contengan un 3% de ácido tánico. Esto evitará que se establezcan los niveles de ácaros del polvo. Puede ser algo irritante, por lo que consulta con tu médico antes de realizar la limpieza.