En qué consiste el tabaquismo
Hoy por hoy, el tabaco está considerado como uno de los principales peligros para la salud del ser humano. El tabaquismo es la adicción que por desgracia muchos millones de personas en el mundo tienen al tabaco, provocando una dependencia física y psíquica, además de graves perjuicios para el organismo.

Esa dependencia que crea, su responsable es uno de los tóxicos más importantes del tabaco, la nicotina. En menos de siete segundos es capaz de llegar al cerebro a través de la sangre. Un dato para pensar fríamente, sobre todo las personas que fuman, y es que tan solamente en un cigarro, se han llegado a identificar más de 4.000 sustancias nocivas, y que pueden dividirse en cuatro grandes grupos: las agentes cancerígenos, monóxido de carbono, sustancias irritantes, y la nicotina.

Para la Organización Mundial de la Salud, la postura frente al tabaquismo es contundente: o tabaco o salud, ya que ambos conceptos son incompatibles entre sí. La solución más clara y radical debe ser dejar de fumar, aunque en muchas ocasiones es difícil. El éxito dependerá siempre de la fuerza de voluntad de la persona, por muchos tratamientos que pueda haber.

En España, el dato sobre la población que fuma es concluyente, y es que según los resultados de un Eurobarómetro especial publicado el pasado miércoles 30 de mayo, en vísperas del Día Mundial sin Tabaco, el 33% de los españoles de 15 años o más fuma actualmente, un porcentaje que les sitúa entre los ciudadanos europeos que más fuman, solo por detrás de los griegos -40%-, búlgaros y letones -36%-, y muy por encima del 28% de media en la Unión Europea.