Enfermedad inflamatoria intestinal: las flatulencias
A veces, los médicos pueden considerar las flatulencias como una enfermedad. Este problema es una enfermedad inflamatoria intestinal. En este caso, tu médico te tendrá que hacer preguntas sobre tu historia clínica: hábitos alimenticios, síntomas, dolores, etc. Los exámenes de diagnóstico que se pueden realizar para descartar problemas serios incluyen:

– Esofagografía (rayos X)
– Enema de bario de rayos X
– Análisis de sangre
– Colecistografía o radiografía de la vesícula biliar (rayos X)
– Sigmoidoscopia o proctoscopia

Muchas personas que sufren estos problemas se plantean la siguiente cuestión: ¿pueden prevenirse las flatulencias? El gas intestinal puede aumentar temporalmente después de comenzar una dieta alta en fibra. La afección generalmente desaparece por sí sola una vez que tu cuerpo se ha adaptado a la nueva dieta. También, puedes intentar hacer lo siguiente:

– No comas productos lácteos ya que podrías tener intolerancia a la lactosa. Debes evitar las bebidas gaseosas y la cerveza.
– Para disminuir la presencia de aminas malolientes en el intestino, puedes disminuir la cantidad de proteínas, principalmente la carne, en tu dieta. Sin embargo, es aconsejable que hables con un experto en nutrición antes de realizar estos cambios por tu cuenta.
– Evite alimentos como las judías, el repollo, las coles de Bruselas, la coliflor, el brócoli, los nabos, los pepinos, los rábanos, las cebollas y los melones.
– Debes comer despacio y masticar bien la comida.
– Aumenta el consumo de la clorofila. La clorofila se encuentra en vegetales de hojas verdes, como las espinacas.

Recuerda que cualquier persona puede tener flatulencias. Según algunos estudios, los hombres jóvenes y sanos expulsan al día una media de tres flatulencias.