Entrenar en casa o en el gimnasio
Si el precio de un gimnasio está fuera de tu alcance, o si deseas pasar más tiempo haciendo ejercicio y menos en el trayecto al gimnasio, puede que la solución sea hacer deporte en tu casa. Lo que no puedes negar es que necesitas hacer ejercicio físico, así que tienes que buscar una solución.

Si finalmente decides que quieres montar un pequeño gimnasio en casa, lo primero que debes hacer es elegir la maquinaria que quieres comprar. Muchos expertos recomiendan probar las máquinas antes de comprarlas. Mucha gente compra máquinas en oferta o por diferentes recomendaciones que finalmente nunca usa debido a que no es lo que ellos querían. Durante un mes puedes apuntarte al gimnasio y probar qué bicicleta es la que mejor se adapta a tus necesidades, qué pesas necesitas o qué cinta para correr es la más adecuada para tus entrenamientos.

Entrenar en casa o en el gimnasio
Debes saber cuál es exactamente la parte del cuerpo que quieres entrenar y qué es lo que quieres conseguir: resistencia, entrenamiento de la resistencia o los dos. El entrenamiento de resistencia implica la utilización de pesas o cualquier otra cosa que aumente el esfuerzo de tus músculos. Si quieres un entrenamiento aeróbico para conseguir un mayor bombeo del corazón, debes caminar o correr. Durante los días que vayas al gimnasio debes aprender todo lo que puedas sobre la seguridad personal: calentamientos, postura ideal al coger pesos grandes, etc. Algunas razones por las que mucha gente prefiere entrenar en casa son:

• El tiempo no es un obstáculo. Puedes realizar tu sesión de entrenamiento de día o de noche
• Tienes más intimidad a la hora de hacer los ejercicios y cuando decidas ducharte al terminar
• El equipo de casa puede ayudar a complementar las actividades al aire libre que haces. Si andas o corres, un programa de resistencia con pesas puede ser el complemento ideal para crear la combinación perfecta.