Entrenar los abdominales
Si tu objetivo es “adelgazar” tu cintura y tener un vientre plano, lo primero que necesitas hacer es disminuir o eliminar las capas de grasa que se encuentran en la parte superior de los abdominales. La manera más eficaz de aplanar el estómago es realizar una combinación perfecta entre diferentes entrenamientos de fuerza, ejercicios cardiovasculares y mantener un control de azúcar en sangre estable.

Debes conseguir realizar una serie de entrenamientos con los que puedas conseguir una resistencia progresiva. Una de las funciones primarias de los abdominales, es doblar el torso hacia adelante. Sin embargo, también hay músculos que flexionan el tronco hacia el lado y los músculos que permiten realizar el giro del torso. Muchas veces, la gente sólo se centra en hacer un sinfín de abdominales o sentadillas todos los días.

Si deseas fortalecer tu estómago es necesario incorporar a tu rutina diaria los siguientes ejercicios: 1-2 ejercicios de flexión hacia adelante, 1-2 ejercicios de flexión lateral, 1-2 ejercicios de rotación. Lo mejor es que trabajes tus abdominales 3 veces por semana. Como te comentábamos, los entrenamientos cardiovasculares son muy importantes porque pueden, si se hacen correctamente, mejorar tu resistencia física de manera más rápida.

Con estos ejercicios tendrás menos posibilidades de almacenar cualquier exceso de calorías. Este tipo de entrenamiento puede incluir muchas actividades diferentes: caminar, montar en bicicleta, nadar, subir escaleras, etc.

• Realiza 30 segundos de duro
• Realiza 1 minuto de trabajo moderada (tiempo de recuperación)
• Repite este proceso de 6 a 10 veces durante 2-5 minutos