Envejecimiento de la piel
Algunas de las principales causas externas por las que la piel acelera su envejecimiento vienen determinadas por los diferentes estilos de vida que cada uno lleva. Si eliges malos hábitos en tu día a día puedes causar un envejecimiento prematuro de tu piel. Esto te hará parecer más viej@ antes de lo que esperas. Una parte importante de cualquier programa anti-envejecimiento es saber lo que se está haciendo mal y que es lo que acelera el envejecimiento. Aquí tienes algunos hábitos que contribuyen a esta aceleración:

1. Fumar
Si fumas, o pasas demasiado con una persona fumadora, el humo de los cigarrillos perjudicará tu piel. Diferentes investigaciones han demostrado que la exposición al humo de los cigarrillos aumenta significativamente las arrugas en la piel y la sequedad. El humo de los cigarrillos agota la vitamina C del cuerpo, que es un “ingrediente” clave para mantener hidratada la piel.

2. Exposición al sol
Una exposición al sol sin protección puede, incluso, convertir tus simpáticas pecas en desagradables manchas. La piel adquiere un aspecto seco y aumenta la flacidez. El riesgo de cáncer de piel aumenta significativamente por la exposición solar. La buena noticia es que el daño solar es evitable, y si la protección se inicia pronto, se puede mejorar la condición de la piel dañada.

3. Falta de ejercicio
Una vida sedentaria contribuye al envejecimiento de la piel, ya que el ejercicio ayuda a tonificar los músculos y conseguir que la sangre fluya. El ejercicio debe ser una parte importante de todos los programas anti-envejecimiento para cuidar la piel.

4. Exposición al frío
El viento frío y las bajas temperaturas contribuyen a la sequedad de la piel. Es importante utilizar una buena crema hidratante.

5. Alcohol
El alcohol dilata los vasos sanguíneos de la piel y aumentar el flujo de sangre. Con el tiempo, estos vasos sanguíneos pueden ser dañados permanentemente, creando una apariencia enrojecida por la zona, lo que facilita el envejecimiento.