Errores comunes al realizar abdominales
Son pocos quienes disfrutan con la rutina de los abdominales. La mayoría lo siente como un ejercicio duro y desagradable que es necesario hacer e intentan realizarlos lo más rápido posible para continuar con otros ejercicios más gratificantes. Sin embargo eso puede llevarles a no realizarlos de forma correcta, lo que hace que el ejercicio no sea tan efectivo como debería además de poder provocar lesiones en el cuello o en la zona lumbar. El entrenamiento abdominal es muy importante para mantener nuestro cuerpo en forma, y por ello es necesario realizarlo de forma correcta.

El error más común a la hora de hacer abdominales es tirar del cuello para elevar la parte superior del tronco. De este modo, además de no entrenar los abdominales, acabamos doblando el cuello sobre el pecho mientras las manos presionan en la nuca, un movimiento muy perjudicial para la zona cervical.
La forma correcta es hacer que las manos descansen detrás de la nuca, pero sin tocarse, de forma que no podamos utilizarlas para hacer fuerza tirando del tronco. Si te resulta más fácil, puedes colocar las manos cruzadas sobre el pecho.

Otro error muy común es dejar un espacio entre la zona lumbar y la colchoneta. La espalda debe estar completamente plana, de forma que la zona lumbar quede relajada y protegida cuando realizamos el ejercicio. De otro modo, podemos sufrir tirones y torsiones en la zona lumbar, por lo que es importante evitar dicha curvatura.

También es necesario cuidar la respiración, ya que nos ayudará a obtener mejores resultados. Cuando realizamos abdominales contraemos y relajamos los músculos abdominales, por lo que debemos acompañar la respiración a este movimiento, inspirando cuando relajamos el abdomen y expirando cuando lo contraemos.

El ritmo de la respiración también nos ayudará a modular el ritmo del ejercicio para que los músculos abdominales trabajen y evitar que los hagamos a toda velocidad, sin pausa y sin dejar tiempo al músculo para relajarse.