Especialistas en el asma
Si crees que puedes tener asma, lo mejor es que acudas al médico. Los médicos de atención primaria (internistas, médicos de familia y pediatras) a menudo pueden proporcionar a los pacientes, tratamientos contra el asma pero, sin embargo, dos tipos de especialistas son los más indicados para estos tratamientos. El alergólogo/inmunólogo y el neumólogo serán los encargados de explicarte mucho mejor cuál es tu problema.

Un alergólogo realizará diferentes pruebas de alergia en la piel para buscar la causa de la alergia que produce el asma: el polen, la caspa animal, el polvo, etc. A menudo, los alérgenos pueden desencadenar en ataques de asma. Un alergólogo también puede hacerte pruebas de respiración para ver cómo están funcionando sus pulmones. Éstas son las denominadas pruebas de función pulmonar.

Un especialista pulmonar, neumólogo, puede saber si tu asma es complicada o no (bronquitis crónica o enfisema (EPOC) o episodios de neumonía). Un neumólogo también te hará diferentes pruebas de función pulmonar para entender tu condición. Estas pruebas pueden ayudar a mostrar la cantidad de aire que tus pulmones pueden contener y como se mueve el oxigeno por el torrente sanguíneo. El neumólogo también hacerte una broncoscopia. Esta es una manera de mirar tus vías respiratorias mediante un aparato especial.

Debes visitar a estos expertos si:
– Has tenido un ataque de asma de riesgo vital.
– Cuando no se supera con los tratamientos de tu médico de cabecera.
– Tienes síntomas inusuales que no son típicos del asma.
– Necesitas saber más información.
– Tienes ataques moderados un par de veces a la semana.