Estar sentado es malo para la salud
Son bastantes las personas que intentan practicar ejercicio después de haberse pasado casi todo el día sentadas en la oficina. El sedentarismo, junto con la obesidad y el tabaquismo, es uno de los principales problemas de la salud en Occidente. La poca actividad física y las horas que se permanece sentado en las oficinas aumentan el riesgo de mortalidad. Diversos estudios han demostrado que mantenerse en esta posición durante más de 6 horas al día aumenta el riesgo de padecer enfermedades, con independencia del tiempo dedicado después al deporte.

Las horas en la oficina delante del ordenador son el peor sitio para muchos trabajadores. Los problemas parecen ser más notables en mujeres, donde han aumentado las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Un dato curioso es que las horas de sedentarismo son una variable diferente al grado de actividad física, de modo que el riesgo de muerte aumenta cuando lo hace también el tiempo que se permanece sentado, sea cual sea el ejercicio a posteriori. De modo que personas con un nivel de actividad física saludable pueden igualmente registrar un alto riesgo de muerte debido al tiempo que permanecen sin levantarse.

¿Todavía tienes las posaderas pegadas en el asiento? Será cuestión de levantarse y darse un paseo para estirar las piernas. Además, cada hora dedicada a ver la televisión supone un aumento extra del 10% en el riesgo de mortalidad asociado a enfermedad cardiovascular. Al parecer estar sentado influye en el metabolismo de los triglicéridos, en el colesterol y en las lipoproteínas de alta densidad. La sangre ya no corre tan fluida por las arterias.

Realizar ejercicio no sólo es bueno para el organismo, sino que también es sano para la mente.