Estreñimiento femenino
Puede que sea por un estilo de vida más sedentario, pero lo cierto es que los datos confirman que las mujeres son más propensas al estreñimiento. Se estima que el 75% del sexo femenino sufre habitualmente de este problema, La debilidad fisiológica de los músculos de la pared abdominal y del suelo de la pelvis es una de las causas que a partir de los 65 años todavía se sufra de mayor estreñimiento.

En general, el tratamiento basta con remedios sencillos, como el aumento del consumo de fibra, la ingesta de líquidos y una mayor actividad física, especialmente cardiovascular. Una receta que funciona de maravilla es tomar cada día una mezcla de yogur con ciruelas pasas y semillas de lino, aunque otras personas necesitarán recurrir al médico, que valorará la prescripción de un medicamento laxante.

El papel beneficioso de la fibra para tratar el estreñimiento ha sido más que demostrado. La recomendación es el aumento progresivo de la fibra en las comidas. El salvado o fibra (insoluble) de trigo causa un mayor incremento en el peso de las heces, seguido de la fibra de las frutas (desecadas y frescas) y los vegetales.

Los alimentos más ricos en fibra son los siguientes: la alcachofa (9,4 g de fibra/100 g), las fresas y fresones (6-7 g/100 g), la naranja (8 g/100 g), el kiwi (3 g/100 g) y, sobre todo, las ciruelas secas (16 g/100 g). La cantidad de fibra que aportan el resto de frutas ronda los 2 g/100 g, mientras que se aconseja que la dieta aporte entre 25 y 30 gramos diarios.

Por otro lado, el consumo diario de un yogur u otras leches fermentadas se asocia con una disminución del tiempo de tránsito intestinal, lo que reduce la posibilidad de estreñimiento ocasional. Estas sustancias, al igual que la fibra, estimulan la actividad de los músculos del colon.