Estudio sobre la obesidad mundial
Un estudio muestra que los países occidentales de altos ingresos han logrado progresos impresionantes en la reducción de la hipertensión y el colesterol. Esto es muy curioso, teniendo en cuenta que la obesidad mundial casi se ha duplicado desde 1980. Este dato, ha sido proporcionado tras un estudio, que se ha publicado en la revista The Lancet. En el estudio se han analizado los datos globales disponibles de masa corporal, la presión arterial y el colesterol entre 1980 y 2008.

El estudio muestra que en 2008, más de uno de cada diez personas de la población adulta del mundo es obesa. Las mujeres son más propensas a ser obesas que los hombres. Se estima que 205 millones de hombres y 297 millones de mujeres adultas son obesos. La proporción de la población mundial con la presión arterial alta, o hipertensión no controlada, se redujo ligeramente entre 1980 y 2008. Sin embargo, debido al crecimiento demográfico y el envejecimiento, el número de personas con hipertensión no controlada aumentó de 600 millones en 1980 a casi 1.000 millones en 2008.

Los países de altos ingresos lograron grandes reducciones en la hipertensión no controlada. La hipertensión no controlada se define como una presión arterial sistólica mayor de 140 mmHg o presión arterial diastólica superior a 90 mmHg. Los niveles de colesterol se redujeron en los países occidentales de América del Norte, Oceanía y Europa, pero aumentó en Asia oriental y sudoriental y el Pacífico.

El profesor Majid Ezzati, autor principal del estudio ha explicado que los resultados muestran que el sobrepeso y la obesidad, la presión arterial alta y colesterol alto ya no son problemas Occidentales. Su incidencia se ha desplazado hacia los países de ingresos bajos y medios.