- Etapa I
Los 10 años es, generalmente, la edad que marca el inicio de las etapas de la pubertad masculina. Aquí, los testículos comienzan su proceso de maduración con un crecimiento inicial. El crecimiento de los escrotos es también uno de los síntomas de la pubertad. Aunque estas partes se estén desarrollando los niños, todavía, no pueden reproducirse. Las erecciones ocasionales pueden comenzar.

- Etapa II
Esta etapa comprende entre los 12-13 años. Los testículos continúan su proceso de crecimiento y la producción de testosterona aumenta, dando lugar a más cambios. Habrá un aumento gradual en la altura y el vello púbico comienza a ganar color.

- Etapa III
Comienza a la edad de 13 ó 14 años. El niño sigue creciendo en estatura. Respecto al pene y los testículos, siguen aumentando y pueden llegar a experimentar eyaculaciones o los denominados sueños húmedos. La voz del niño se someterá a un cambio que la hará mucho más profunda.

- Etapa IV
El pelo crece en las axilas y en la cara. Su voz será más profunda y su piel bastante más grasa. Es por eso que llega la época de padecer el temido acné.

- Etapa V
El niño alcanza la mayor altura posible. Se ensanchan los hombros y se desarrollan los músculos de las piernas, los brazos y el pecho. Esto se produce debido al desarrollo de nuevas fibras musculares. Los órganos sexuales se desarrollarán plenamente y ya consiguen la apariencia de un sexo adulto. A pesar de que el niño alcanza su estatura y su forma corporal en esta etapa, algunos hombres siguen creciendo hasta los 20.