Evitar malas posturas en la oficina
¿Sabías que entre un 60 y un 90% de las alteraciones lumbares que sufren la mayoría de las personas están relacionadas con su vida laboral? A continuación tienes una serie de consejos que te ayudarán a evitar los dolores de espalda, de cabeza y otras lesiones comunes relacionadas con el trabajo:

– Tómate descansos adecuados
Nuestros cuerpos no están diseñados para sentarse durante largos períodos de tiempo, por lo que nuestros músculos se cansan mucho cuando lo hacemos durante largos periodos de tiempo. Asegúrate de que te levantas del escritorio y caminas, por lo menos, cada media hora.

– Pies apoyados en el suelo
Si los pies no te llegan al suelo, compra un reposapiés.

– Eliminar obstáculos
Debes eliminar todos esos objetos que tienes debajo de la mesa y que te hacen colocar tus pies y tus piernas de una manera diferente a la normal. No debes obstruir tus pies ni cambiar tu postura normal.

– Monitor y teclado perfectamente colocados
La parte superior de la pantalla del monitor debe estar aproximadamente a nivel de los ojos para evitar forzar el cuello. El monitor y el teclado no deben estar en un lateral, sino justo frente a ti. Mantén el teclado próximo a ti con los hombros relajados y las muñecas en línea con los antebrazos.

– Ajusta tu distancia de visualización
El monitor debe estar lo más lejos posible de ti mientras puedas verlo claramente. Lo normal son entre 45 y 65 cm.

– Comprar un manos libres
Si vas a estar más del 50% de tu tiempo en la oficina hablando por teléfono lo mejor que puedes hacer es comprar un manos libres. La postura del cuello puede ser muy dañina para ti si además tienes que apuntar cosas mientras hablas.