Factores de riesgo cardiovascular
Las enfermedades cardiovasculares son aquellas que afectan al sistema circulatorio y al corazón. Algunas de ellas son la enfermedad coronaria, la enfermedad valvular cardiaca, la hipertensión arterial y el accidente cerebrovascular.

Estas enfermedades son la primera causa de muerte , encontrándose en el 40% de todas las defunciones. Las más habituales son la enfermedad isquémica del corazón y la enfermedad cerebrovascular.

Existen una serie de factores de riesgo que influyen en la posibilidad de sufrir alguna de estas enfermedades.
Los más importantes son:

– Hipercolesterolemia: Se define así a un elevado nivel de colesterol en sangre. Este tiende a fijarse en las paredes de las arterias, estrechándolas, hasta obstruirlas, lo que puede desembocar en un infarto de miocardio.

– Hipertensión arterial: Se caracteriza por unas cifras de tensión arterial elevadas. En la mayoría de los casos su causa es desconocida, aunque se cree que tiene un alto contenido hereditario.

– Fumar: El tabaquismo es la causa principal de más del 50% de las enfermedades cardiovasculares. Se tiene mucha información sobre sus efectos en el aparato respiratorio, pero muchos desconocen su influencia directa en el daño del sistema cardiovascular.

– Obesidad: Tener un índice corporal igual o mayor de 30 aumenta en gran medida las posibilidades de sufrir un accidente cardiovascular, y además suele acompañarse de otras co-morbilidades como la hipertensión arterial que suponen un incremento en el resigo de padecer estas enfermedades.

– Diabetes mellitus: A la larga causa complicaciones en distintos órganos, así como en los vasos sanguíneos, por lo que se la incluye como factor de riesgo.

La prevención es lo más importante para limitar en la medida de lo posible sufrir una enfermedad cardiovascular. Un paseo de 30 minutos al día nos puede ayudar en gran medida a evitar dichas enfermedades.