Hábitos de higiene personal
La higiene personal es algo que todos nosotros hemos aprendido en nuestros hogares, de nuestros padres y también desde los primeros días de escuela. Los buenos hábitos aprendidos en la infancia son recordados y seguidos a lo largo de la vida y por lo tanto, los médicos, los padres y los profesores dan un especial énfasis a la higiene personal. Incluso a los adultos se les enseña la importancia de la higiene personal a través de varios programas de concienciación, lanzada por las instituciones gubernamentales y privadas.

La “punta” de higiene personal más importante sería contar con una ducha o un baño todos los días. De este modo, te sentirás fresco y bien durante todo el día. También puedes deshacerte del mal olor corporal de manera rápida y sencilla. Mantener el pelo limpio es esencial para mantener tu salud y que puedas tener un mayor aspecto de limpio. Debes usar un buen champú para mantener tu pelo limpio.

Visita una peluquería cada cierto tiempo para que te saneen las puntas. Lavarse la cara varias veces al día es también un buen hábito. De esta manera, se eliminarán de tu cara las partículas de suciedad que se van acumulando con el paso de las horas. La ropa que utilices debe estar limpia. Es esencial lavar la ropa para que esta esté libre de suciedad y de polvo.

Mantener las uñas de las manos y los pies en buenas condiciones es también muy necesario. Utiliza un cortador de uñas para cortar las uñas a la longitud adecuada. De este modo, puedes evitar que los gérmenes y bacterias se acumulen entre ellas. Descuidar la higiene bucal puede causarte muchos problemas así que cepíllate los dientes dos o tres veces al día.