Hidratación durante el ejercicio
Uno de los puntos a tener en cuenta durante el ejercicio es mantener una correcta hidratación. Independientemente de que sea verano o invierno, nuestro cuerpo pierde líquidos debido a la evaporación del sudor y a la subida de temperatura que se produce en el cuerpo cuando practicamos deporte. Por ello, aunque no nos apetezca o nos parezca molesto cargar con la botella, es importante no olvidarnos de beber mientras hacemos deporte.

No deshidratarse es importante tanto desde el punto de vista de nuestra salud como teniendo en cuenta el hecho de que si no nos hidratamos bien rendiremos menos y nuestra sensación de fatiga durante y al final del ejercicio será mayor.

Tampoco es aconsejable beber grandes cantidades antes de hacer ejercicio con objeto de no deshidratarse, ya que si lo hacemos, puede crearnos una sensación molesta y pesada en el estómago que no nos permita entrenarnos con facilidad.

Si durante la práctica del deporte te resulta difícil recordar que es hora de beber, puedes utilizar la alarma del reloj, y en ese momento beber agua o, si lo prefieres, alguna bebida enriquecida para deportistas, aunque esto sólo es aconsejable si practicas un deporte de alto rendimiento o que produzca mucho desgaste físico.

Si lo que hace que no bebas suficiente mientras practicas deporte es el hecho de que llevar la botella te resulta incómodo, puedes probar con diferentes modelos de botella, ya que hay muchos diferentes en el mercado. Puedes utilizar también un envase especial para llevar botellas, que te permitirá tanto llevar la botella con comodidad como evitar que el agua se caliente.

Y finalmente, bebe poco pero frecuentemente. Hacerlo así tiene además el beneficio añadido de que ayudará a eliminar la grasa que estás movilizando con el ejercicio, con lo cual facilitarás la pérdida de volumen que acompaña al ejercicio.