Hipotensión ortostática, mareo al ponernos de pie
A veces, cuando hemos estado de pie por un tiempo muy prolongado o cuando, estando sentados o echados nos levantaremos muy rápidamente, sentimos cómo nos mareamos, e incluso tenemos la sensación de que podremos caernos al suelo. Este fenómeno es consecuencia de la denominada hipotensión ortostática.

Este tipo de hipotensión es una caída de la presión arterial debida a que se ha acumulado una gran cantidad de sangre en las piernas, lo que hace que la sangre no pueda llegar al corazón con normalidad y tampoco al cerebro, lo que ocasiona una disminución momentánea del riego sanguíneo en el cerebro, que puede causar incluso que nos desmayemos.

Normalmente este fenómeno no tiene ninguna importancia, pero sí deberemos acudir al médico si nos ocurre frecuentemente, ya que puede indicar que existe algún trastorno cardiovascular.

Algunos de los factores que favorecen este tipo de hipotensión son:
– Estar tomando algunos medicamentos como vasodilatadores, antiarrítmicos, antidepresivos, etc.

– Insuficiencia suprarrenal (enfermedad de Addison).

– Embarazo.

– También tiene incidencia la deshidratación, ya que si tenemos poco agua en el organismo la sangre será más densa, con lo cual circulará con mayor dificultad por las venas y las arterias.

– Diabetes: Debido al exceso de azúcar en sangre se originan neuropatías que atrofian las terminaciones nerviosas que controlan la presión sanguínea.

Para evitar las consecuencias de la hipotensión ortostática podemos:

– Tener cuidado de no incorporarnos rápidamente y no estar inmóviles mucho tiempo.

– Usar medias de compresión elásticas que favorezcan la circulación sanguínea.

– Beber mucha agua.

Si estas medidas no surten efecto o los pacientes no las siguen, como ocurre a veces en personas de la tercera edad, el médico prescribirá una serie de fármacos que ayudarán a combatirla, aunque siempre con precaución, ya que tienen una gran cantidad de efectos secundarios que pueden agravar otras dolencias.