¿Influyen negativamente los superhéroes en los niños?
Es la noticia del día: según los expertos reunidos en la 118 Convención Anual de la Asociación Americana de Psicología, los superhéroes modernos no son un buen modelo de conducta para los niños. El Superman o Spiderman de antaño, sí, pero los superhéroes actuales son demasiado violentos para los niños y ofrecen conductas estereotipadas y machistas.

Para Sharon Lamb, profesora de Salud Mental de la Universidad de Massachusetts, “existe una gran diferencia entre los superhéroes que hoy protagonizan las películas y aquéllos que ayer protagonizaban los cómics. Los de ahora son más héroes de acción que otra cosa. Participan en una espiral de violencia que no tiene fin, peleándose con un villano tras otro. Son agresivos, sarcásticos y muy raramente hacen referencia a que están actuando por el bien de la humanidad. Además, cuando no van de superhéroes, hacen ostentación de su virilidad, les gusta llevar armas y no tratan bien a las mujeres”.

Es cierto que el primer Clark Kent de la primera saga cinematográfica (el guapo Christopher Reeve) era un poco “pardillo” cuando no era Superman y era un personaje que se le cogía cariño, pero los superhéroes de ahora seguro que también tienen sus cosas buenas. Volviendo a lo malos que son los superhéroes actuales, la profesora Sharon Lamb insiste en que hay que enseñar a los niños “a distanciarse de estas imágenes que proyecta el cine y ayudarles a ver las mentiras que entrañan”. En mi (humilde) opinión creo que son mucho más perjudiciales los modelos de conducta reales que salen por ejemplo en un telediario, que unos personajes de ficción. Los niños no son tontos y saben separar lo bueno de lo malo. ¿No es importante también fomentar la imaginación? El debate está abierto, ¿qué opinas tú de esto?