Ingredientes de las bebidas energéticas
Desde hace un tiempo se han puesto de moda entre los deportistas las bebidas energéticas, se toman ante los primeros síntomas de fatiga, cansancio, sueño, decaimiento y falta de concentración, son un estímulo que nos hace sentir de mejor forma. Se trata de bebidas sin alcohol con algunas propiedades estimulantes. La mayoría contiene cafeína, hidratos de carbono, taurina, vitamina C y algunas del complejo B, extracto de hierbas (guaraná o ginseng) y algunas tienen minerales como magnesio y potasio.

La cafeína actúa a nivel del sistema nervioso, estimulándolo y provocando un efecto de recuperación de energía y estado de alerta. Retrasa la fatiga y la somnolencia, por lo que al mismo tiempo agudiza la percepción de todos los sentidos.

La glucuronolactona es un derivado común de la glucosa (azúcar) y se encuentra en el reino vegetal y animal. Lo bueno es que va liberando lentamente proporcionando una sensación de fuerza.

La taurina se suele encontrar en las carnes rojas y en los pescados. Mejora la fuerza del músculo esquelético, proporciona un esfuerzo deportivo extra y ayuda a reducir los niveles de estrés, por lo que aumenta el rendimiento cardiovascular.

El guaraná es una planta medicinal que contiene gran dosis de cafeína. esfuerzo deportivo por lo tanto, sirve como estimulante del sistema nervioso y reduce el apetito. Mientras que el ginseng es una hierba que mejora el rendimiento deportivo, ya que brinda sensación de bienestar general.

Es frecuente confundir las bebidas energizantes con las hidratantes que se utilizan en la actividad física y sirven para compensar la pérdida de agua y minerales. Tampoco es bueno mezclar bebidas energéticas con bebidas alcohólicas, el alcohol tiene efecto depresor, mientras que las otras son estimulantes. Por lo tanto, la combinación aumenta los riesgos de ebriedad, llegando más fácilmente a un cuadro de coma etílico.