La alimentación para el grupo sanguíneo A
Los especialistas en la dieta según el grupo sanguíneo, James y Peter D’Adamo, recogen en sus libros los alimentos y el tipo de ejercicio que son beneficiosos para las personas cuyo grupo sanguíneo es el A.
Según su teoría, el grupo A surgió gracias a la evolución, cuando el ser humano abandonó progresivamente la vida de cazador-recolector para convertirse en agricultor. Con la agricultura se producen dos cambios fundamentales: las personas se concentran en mayor número en espacios más reducidos y su vida se torna más sedentaria. La sangre de los agricultores evolucionó para adaptarse a esta nueva forma de vivir.

El agricultor es más sociable, cooperativo y seguidor de las normas que las personas del grupo O. Tienden a acumular la tensión, porque la vida en comunidad hace que tengan que reprimirse; los ejercicios meditativos les van bien para descargar el estrés.
Una dieta predominantemente vegetariana es la que mejor le sienta. No digiere bien la carne; tampoco los lácteos.

Los alimentos beneficiosos para las personas del grupo A son:

— Pescado, en especial bacalao, caballa, salmón, trucha, carpa, sardina.
— Algunas legumbres como las lentejas, judías negras y pintas.
— Cereales: maíz, mijo, avena, trigo sarraceno. También pueden comer con moderación arroz integral, centeno y cebada. No es aconsejable que consuman trigo común.
— Vegetales: casi todos son beneficiosos para su organismo, excepto las patatas, las coles, los pimientos y las aceitunas negras.
–Frutas: todas les van bien, salvo contadas excepciones como la naranja y la mandarina, el plátano, el coco y el melón dulce.
— El aceite de oliva y el de lino son fantásticos para su organismo, siempre que sean de primera presión en frío.

Los alimentos que pueden perjudicarles son:

— carnes rojas. Las carnes blancas pueden consumirlas hasta 3 veces por semana.
— lácteos, puesto que no los digieren bien. Sin embargo pueden consumir leche y yogur desnatados y también queso de cabra.

Ejercicio beneficioso para el grupo A: tai-chi, yoga, caminar a paso normal, estiramientos… y cualquier actividad no muy enérgica, a razón de 3-4 veces por semana durante unos 40 minutos. La meditación les sienta fenomenal.