La alimentación para el grupo sanguíneo O
Según James y Peter D’Adamo, el grupo sanguíneo O es el más antiguo: es el grupo primigenio, al que pertenecían todos los seres humanos hace cientos de miles de años.
(Es curioso observar que en el 2008 el CSIC identificó como O el grupo sanguíneo de dos neandertales).

Los individuos del grupo O llevan en su sangre la memoria genética de los cazadores-recolectores. Son personas fuertes, resistentes y con buena intuición.
Necesitan consumir carne y pescado, lo cual les sienta muy bien pues tienen un tubo digestivo resistente. Sin embargo, se adaptan mal a los cambios ambientales y dietéticos, porque su sistema digestivo no ha evolucionado de igual forma que el de los otros grupos. Los lácteos y los cereales no les van bien por el mismo motivo. En especial, el gluten les perjudica bastante, pues interfiere en el mecanismo de la insulina disminuyendo su ritmo metabólico.

Los alimentos que más les benefician son los siguientes:

— Carne, exceptuando la de cerdo y sus derivados
— Pescados, en especial los azules de aguas frías, como el salmón. También los mariscos. No son aconsejables los ahumados.
— Vegetales. Son un componente imprescindible en su dieta. Sólo pueden ocasionarles problemas, en concreto de tiroides, las crucíferas como la coliflor y las coles de Bruselas.
— Huevos. Los asimilan bien. Pueden comer hasta cuatro a la semana.
— Frutas. Otro tipo de alimento indispensable para ellos. Siempre las han de consumir en crudo y sin añadirles azúcar.

Los alimentos que les perjudican son:

— Legumbres: inhiben el metabolismo de los nutrientes de la carne y quitan acidez a los músculos de las personas del grupo O (que necesitan un cierto grado de acidez en el tejido muscular). Sólo las alubias pintas no les perjudican demasiado, aunque las demás pueden tomarlas ocasionalmente, como pequeña guarnición.
— Cereales: según D’Adamo los que contienen gluten deben eliminarse. El arroz integral, el maiz y el mijo pueden consumirse con moderación.
— Lácteos, excepto el queso de cabra y el de oveja.

Los individuos del grupo O han de realizar ejercicio vigoroso para mantenerse en forma, pues lo necesitan para eliminar el estrés y evitar trastornos como la depresión, el insomnio y enfermedades autoinmunes (artritis, asma…). Así, les va muy bien practicar natación, marcha, artes marciales fuertes, ciclismo, danza y patinaje, por poner unos ejemplos.