La calvicie de patrón masculino
La calvicie común, también conocida como “la calvicie de patrón masculino” es la forma más común de pérdida de cabello entre los hombres. La causa de la calvicie común lleva siendo investigada desde hace muchos años. Se ha demostrado que este problema es comúnmente hereditario, normalmente de padres a hijos.

A diferencia de otros tipos de pérdida del cabello que pueden ser debidos a enfermedades, medicamentos u otras razones no hereditarias, la pérdida de pelo es permanente. Las mujeres pueden desarrollar la calvicie de patrón femenino donde el pelo es más delgado en el cuero cabelludo. El cabello es considerado como un elemento visible en muchas culturas, por ello no es sorprendente que la mayoría de la gente prefiera no perder su pelo.

Cuando la pérdida se produce, la persona se puede sentir verdaderamente mal. Los hombres que comienzan a perder su cabello en una etapa temprana por lo general, desarrollan al mismo tiempo una calvicie más. La caída del cabello da lugar con frecuencia a la temida “corona” trasera que suele proporcionar al hombre, sea de la edad que sea, un aspecto mucho más mayor.

Otro factor que está relacionado con la calvicie de patrón masculino es el hormonal. Esto es especialmente evidente cuando se producen cambios en la testosterona cuando uno se va haciendo mayor. Estos cambios hormonales empezarán afectando el área del cuero cabelludo y los nutrientes que se encuentran en el cabello, especialmente las enzimas que se producen. Estas enzimas son conocidos por ayudar a crecer el pelo, pero cuando estas interactúan con la testosterona y las hormonas, se anulan entre sí y causan una reacción del folículo piloso.