La degeneración macular asociada a la edad
La degeneración macular asociada a la edad, conocida por sus siglas DMAE, es una enfermedad degenerativa visual que puede llevar en los peores casos a la ceguera. Si bien cada vez existe más concienciación, en gran parte gracias a campañas como la DMAE 2010 realizada por Novartis, lo cierto es que todavía sigue siendo una enfermedad poco conocida aún siendo relativamente común en personas adultas (50 años en adelante).

Para detectar la aparición de la DMAE existen unos síntomas muy comunes que son los siguientes:
– La visión borrosa.
– Distorsión en la percepción de líneas rectas.
– Apreciación de un punto negro en el campo visual.
– Otros síntomas tales como: alteración de distancias, sensación de falta de luz o visión sensible.

Si detectas algunos de estos problemas, lo mejor para asegurar dicho diagnóstico es realizar un sencillo test con la conocida Rejilla de Amsler, a través de esta rejilla se realiza uno de los test de evaluación de alteraciones maculares más populares que consiste en la observación de diferentes dibujos de cuadrículas que nos permiten saber el grado de agudeza visual o si existen algún tipo de deformación de las líneas rectas.

Si tras la realización de dicho test percibimos ciertos problemas debemos acudir a nuestro oftalmólogo cuanto antes, pues el diagnóstico temprano es una de las mejores maneras de evitar problemas mayores. A su vez para prevenir dicha enfermedad se recomienda acudir a revisiones anuales a partir de los 50.