La depresión y el deporte
¿Sabías que la actividad física es una de las mejores cosas que puedes hacer para luchar contra la depresión? Diferentes estudios han demostrado que:

• El ejercicio puede aliviar los síntomas de la depresión. Da igual la edad o la condición física, sus efectos son igual de saludables.
• El ejercicio es tan bueno como los antidepresivos. Si la depresión es leve, el ejercicio puede ser suficiente para ayudar a levantar el estado de ánimo. Si la depresión es más grave, es más beneficioso combinar el ejercicio con los antidepresivos y la psicoterapia.
• Casi cualquier tipo de actividad física puede mejorar el estado de ánimo. La gente suele elegir caminar o correr, pero no son las únicas actividades aeróbicas que pueden ayudar a levantar el estado de ánimo.

El ejercicio y el estado de ánimo: ¿cuál es la conexión?. Las investigaciones sugieren que el ejercicio aumenta el nivel de serotonina en el cerebro. La serotonina es un neurotransmisor central que afecta al estado de ánimo, el sueño, el apetito y la libido. Los bajos niveles de serotonina se han vinculado a la depresión. El ejercicio también estimula la producción de endorfinas y ayuda a reducir el nivel de cortisol, una hormona del estrés. La actividad física puede ayudar a:

• Dormir mejor
• Sentirse mejor consigo mismo
• Toma un papel activo en tu salud mental y física
• Mantiene a raya la depresión después de su recuperación

Por su naturaleza, la depresión hace que sea difícil que una persona llegue a estar motivada para cuidar de sí misma. Si no tienes ganas de levantarte de la cama, te preguntarás… ¿cómo voy a tener energía para hacer deporte? Intenta elegir una actividad que te guste, identifica tus obstáculos e invita a alguien a practicar deporte contigo. Esto te podrá ayudar.