La importancia de la vacuna del VPH
Un nuevo estudio sobre el virus del papiloma humano (VPH) ha resaltado la importancia de la vacuna que lucha contra este problema, ya que, también es capaz de proteger a las mujeres de las verrugas genitales y las neoplasias cervicales de bajo grado. Los resultados obtenidos se publicaron hace casi un mes en Estados Unidos.

Los investigadores estiman que el virus causa unos 500.000 casos de cáncer cervical en mujeres cada año en todo el mundo. El virus también puede producir verrugas en el área genital y neoplasias cervicales de bajo grado. Estos dos problemas, suelen afectar anualmente a 30 millones de personas. En las pruebas que se realizaron, los investigadores contaron con la participación de 17.622 mujeres de 24 países diferentes. Las mujeres tenían entre 16 y 26 años.

Joakim Dillner, del departamento de la microbiología médica, la Universidad de Lund, la Universidad de Malmo en Suecia, y sus colegas encontraron que la vacuna proporciona una protección significativa contra las verrugas y tumores a los que se vuelven tan susceptibles las mujeres. Por ejemplo, 168 de 7.632 mujeres que tomaron una vacuna placebo desarrollaron tumores cervicales atribuidos a las cepas del VPH, mientras que sólo siete de 7.629 que tomaron la vacuna no los desarrollaron.

Los encargados del estudio aseguran que la vacuna proporciona una protección sólida y sostenible durante cuatro años contra varios tipos de verrugas y tumores de bajo grado femeninos. El estudio fue financiado por Merck Research Laboratories, una división de Merck & Company, fabricante de la vacuna contra el VPH Gardasil. Esta es, sin duda, una buena noticia.