La importancia de trabajar los lumbares
Trabajar los lumbares es igual de importante que trabajar los abdominales. Aunque muchas veces nos parece que lo único que importa es la parte delantera del tronco, tenemos que prestar mucha atención a la parte trasera, pues es ahí donde se producen muchos problemas que con el paso del tiempo pueden ser crónicos. Por eso mismo, es muy importante trabajar los lumbares, pues es la zona donde confluyen miembros inferiores y tronco.

Normalmente se trabajan los abdominales por estética o por costumbre. Es la zona que más se suele lucir en la playa en verano y es por ello que muchos de nosotros nos olvidamos del músculo antagonista. Sin embargo, tenemos que prestar mucha atención a los lumbares porque sirven para estabilizar la zona baja de la espalda. Es muy normal ver como hay gente que en el gimnasio trabaja los abdominales cada día y los lumbares sólo una o dos veces por semana, si es que se acuerdan de ellos.

Ambos grupos musculares se deben trabajar por un igual para evitar las temidas descompensaciones. Una hipertonía de abdominales respecto a los lumbares puede ser muy perjudicial a largo plazo. Lo ideal es alternar un día de abdominales con otro de lumbares, aunque también existen ejercicios que nos permiten trabajar los dos grupos musculares a la vez. También debemos ser conscientes de que existen varias formas de trabajar tanto los abdominales como los lumbares, cambiando los ángulos, por ejemplo. No sólo tenemos que realizar el crunch y el superman, los más típicos.